Blog

Reactividad en un Detector de Metales

¿Qué es la reactividad en un detector de metales?

La Reactividad en un detector de metales es crucial para su funcionamiento optimo. Determina qué tan rápido puede analizar las señales de los objetos detectados y separarlas, especialmente cuando hay múltiples objetivos cerca. En suelos con mucha mineralización, se necesita una alta Reactividad para acelerar el análisis. En suelos más limpios, es mejor reducirla para una mayor sensibilidad a los objetos profundos.

En playas, donde los objetivos suelen estar separados, niveles bajos de Reactividad funcionan bien. Pero en condiciones difíciles, como playas con arena negra o alta salinidad, aumentar la Reactividad a 2.5 o 3 ayuda al detector a ser más selectivo y estable.

La reactividad es un ajuste importante en muchos detectores de metales modernos

ya que puede afectar significativamente la capacidad del detector para detectar objetos pequeños, detectar con precisión la ubicación de los objetivos y discriminar entre diferentes tipos de objetos.

Un ajuste de reactividad más alto puede ayudar a detectar objetivos más pequeños y cercanos, pero también puede aumentar la probabilidad de falsas alarmas o señales no deseadas.

Algunos detectores de metales permiten ajustar la reactividad según las preferencias del usuario, ofreciendo varios niveles para adaptarse a diferentes condiciones de detección y estilos de búsqueda. Experimentar con diferentes niveles de reactividad puede ayudar a encontrar el equilibrio adecuado entre la detección sensible y la estabilidad del detector en el campo.

El ajuste de la reactividad en un detector de metales varía según el modelo y la marca del detector. Sin embargo, por lo general, se puede ajustar a través del menú de configuración del detector.

Busca la opción de reactividad:

Dentro del menú de configuración, busca una opción que esté relacionada con la reactividad o la velocidad de respuesta del detector. Esta opción puede estar etiquetada como «Reactividad», «Velocidad de recuperación», «Tiempo de recuperación», o algo similar.

Ajusta el nivel de reactividad:

Una vez que hayas encontrado la opción de reactividad, podrás ajustar su nivel. Esto se suele hacer mediante la navegación por un menú o la selección de un valor específico en una escala. Algunos detectores tienen niveles preestablecidos (por ejemplo, de 1 a 3), mientras que otros permiten otras numeraciones.

Prueba y ajusta según sea necesario:

Después de realizar el ajuste, prueba el detector en el campo para ver cómo afecta la reactividad a su desempeño. Si encuentras que la detección es demasiado sensible o no lo suficientemente sensible, vuelve al menú de configuración y ajusta la reactividad según sea necesario.

Experimenta con diferentes configuraciones:

Experimenta con diferentes niveles de reactividad para encontrar el ajuste que mejor se adapte a tu estilo de detección y al entorno en el que estás buscando. Puede ser útil ajustar la reactividad según las condiciones del suelo, la presencia de objetos cercanos o la sensibilidad deseada.

Recuerda consultar siempre el manual de usuario específico de tu detector de metales para obtener instrucciones detalladas sobre cómo ajustar la reactividad y otras configuraciones.

Para ver detectores con esta reactividad pulsa aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *