HISTORIA: INVENCIÓN DEL PRIMER DETECTOR DE METALES

Los inicios de los detectores de metales no fueron nada buenos, todo empezó con el intento de asesinato del presidente Americano James Grafield, que fue tiroteado en Washington en 1881, ante la imposibilidad de localizarle la bala, Alexander Graham Bell inventó un rudimentario detector de metales, aunque al final no se le pudo salvar la vida, ya que no se  localizó la bala por las interferencias del metal de la cama donde se encontraba el presidente, poco después murió de la infección provocada por la bala.

Primer detector de metales de la historia

Detector de Alexander Graham Bell

Este rudimentario detector de metales fue el primer ejemplar y fue este el modelo en el cuál se inspiraron otros fabricantes. La primera patente que se otorgó a un fabricante de detectores de metales, fue para Gerhard Fisher en 1925, años más tarde empezó a vender los detectores ya de manera comercial y poco a poco fueron evolucionando, y hubo otros fabricantes como Garrett o White`s posteriormente ya en los años 50.

Los detectores de metales en nuestros días son usados para múltiples funciones en industria, seguridad, en trabajos militares( búsqueda de minas terrestres entre otros) y como hobby en busca de antiguedades metalicas.

Utilidades detectores de metales

Estos son algunos ejemplos de la aplicación de los detectores de metales.

Hoy en día los detectores de metales que se comercializan nada tienen que ver con aquellos artilugios rudimentarios que en su momento fueron pioneros. En la actualidad existen una gran variedad de detectores de metales tanto terrestres como acuáticos, hay dos tipos de detectores: los de pulsos que son detectores que trabajan muy bien en suelos mineralizados pero tienen el problema que no nos discriminan la basura metálica enterrada en el suelo, mientras que los VLF discriminan mejor la basura pero trabajan peor en suelos mineralizados. En la actualidad los detectores de metales más usados son los VLF ya que disponen de pantalla digitalizada la cuál nos da mucha información y se han convertido en los preferidos por los aficionados que salen a detectar en campo.