Blog

Consejos básicos para Manejar un Detector de Metales

Consejos uso detector de metales de manera efectiva

Movimiento constante:

Al barrer el detector de metales sobre el área que estás explorando, asegúrate de moverlo de manera constante y a un ritmo no muy rápido y uniforme. Esto permite que el detector tenga tiempo suficiente para detectar objetos enterrados y proporciona una mejor cobertura del área.

Hoy existen detectores de metales en el mercado que nos permiten un barrido de suelo mas rápido, pero con ello existe la posibilidad de perder las señales sonoras mas tenues. El entender bien nuestro detector así como su configuración es esencial para tener buenos resultados de búsqueda.

Superposición de los barridos:

Para asegurarte de no pasar por alto ningún objeto metálico, superpones ligeramente cada barrido. Trata de cubrir todo el terreno de manera uniforme, solapando ligeramente los barridos anteriores y los siguientes.

Mantén la bobina cerca del suelo:

Mantén la bobina del detector de metales lo más cerca posible del suelo sin tocarlo pues al tocarlo te podría dar señales falsas. Esto maximiza la sensibilidad del detector y ayuda a detectar objetos enterrados más pequeños.

Cambia la dirección del barrido:

Varía la dirección en la que mueves el detector de metales mientras exploras el área. Esto ayuda a cubrir diferentes ángulos y aumenta las posibilidades de detectar objetos metálicos que puedan estar enterrados en diferentes orientaciones.

Escucha las señales de audio:

Presta atención a las señales de audio que emite el detector de metales. Cada vez que detecta un objeto metálico, emitirá un sonido característico. Aprende a interpretar estos sonidos para determinar la profundidad y el tamaño aproximado del objeto. Este paso es fundamental para lograr entender tu detector.

Marcar los hallazgos:

Cuando el detector de metales detecte un objeto, marca la ubicación para regresar mas tarde y excavar. Esto te ayudará a evitar pasar por alto objetos valiosos y a mantener un registro de tus hallazgos. Otros detectoristas prefieren desenterrarlo en el momento, eso ya depende de las preferencias de cada aficionado.

Practica en diferentes terrenos:

Familiarízate con tu detector de metales practicando en diferentes tipos de terrenos, como playas, campos y bosques. Cada tipo de terreno presenta desafíos únicos y requerirá ajustes en la configuración y técnica de detección. El conocimiento de nuestro detector de metales nos llevara un tiempo para poder identificar mejor nuestros hallazgos.

Aprende a discriminar:

Hoy casi todos los detectores de metales tienen funciones de discriminación que te permiten filtrar ciertos tipos de metales o objetos no deseados, como clavos oxidados o tapas de botellas. Aprende a usar esta función para evitar falsas alarmas y centrarte en los objetos de valor. Aprende a escuchar los sonidos de tu detector y poco a poco te convertirás en un gran detectorista.

Estas son solo algunas técnicas básicas para usar un detector de metales de manera efectiva. A medida que adquieras experiencia, podrás desarrollar y refinar tu propia técnica para adaptarte a diferentes situaciones y terrenos.

Si te interesa el mundo de los detectores de metales pulsa aquí

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *